Venció el miedo a debatir con otros y ahora participará en un certamen internacional: Caterina Walker

0
0

Caterina, nuestra Cati, fue noticia durante este fin de semana, su desempeño en los certámenes de Debate la llevaron a ser parte del equipo nacional en la competencia organizada por el Reino de España, esto fue reconocido por medios de la región, compartimos el artículo de LA VOZ DE SAN JUSTO.

Venció el miedo a debatir con otros y ahora participará en un certamen internacional

De Devoto al mundo. Caterina Walker es la única cordobesa en ser parte del Equipo Nacional de Debate Parlamentario que representará a nuestro país en el Torneo Nacional de Debate del Reino de España 2021.

La joven Caterina Walker, estudiante del sexto año del Colegio José María Paz de Devoto, fue seleccionada para formar parte del Equipo Nacional de Debate Parlamentario que representará a nuestro país en el Torneo Nacional de Debate del Reino de España 2021 el próximo 12 de junio, siendo la única estudiante de la provincia de Córdoba dentro de los titulares del equipo nacional.

La inclusión de Caterina en el equipo nacional se dio luego su participación en la Ronda de Selección organizada por la Asociación de Debate Argentino (ADA), que tuvo lugar el pasado 15 de mayo.

El equipo de nuestro país estará integrado por 12 estudiantes en total: 2 de Mendoza, 3 de Buenos Aires, 6 de Ciudad Autónoma y Caterina, única representante de Devoto y de toda la provincia de Córdoba. El representativo de la Argentina presentará cuatro equipos compuestos por tres oradores cada uno que están dispuestos a participar en las diferentes instancias del certamen.

Además de la Argentina y el país anfitrión, España, también participan equipos representantes de Costa Rica, El Salvador, Ecuador, Perú, Colombia y Chile.

Los participantes tendrán la obligación, en principio, de participar en tres rondas eliminatorias, en las cuales tendrán que desarrollar tres temas a debatir. Para ello, en los días previos resulta muy importante la preparación de cada tema, hasta el más mínimo detalle y por eso resulta fundamental el apoyo que ofrece la asociación.

Mientras decide su futuro profesional, que por el momento la encuentra en la disyuntiva de elegir entre estudiar las carreras de Ciencias del Comportamiento, en Capital Federal, para lo cual se está preparando para gestionar una beca aunque también existe la alternativa de la Licenciatura en Comunicación Social en Córdoba, Caterina se entrena muy duro para dar lo mejor de sí en este certamen que se desarrollará íntegramente de manera virtual, con el objetivo de dejar en lo más alto al equipo nacional que integra.

“Estoy muy contenta por participar de este torneo porque allí se encuentra lo mejor del debate parlamentario”, explicó.

En pleno trabajo de preparación, la joven explicó que “nos estamos reuniendo tres veces por semana, de manera virtual” con el equipo en jornadas que alternan entre 2 y 4 horas de trabajo.

“Yo soy la única chica de la provincia de Córdoba que integra el equipo argentino junto a otros chicos de Buenos Aires y dos chicos más de Mendoza”, comentó.

 Con miras a este torneo de debate, explicó que “tenemos que debatir si se debería promover el concepto de “howsing first” (primero un hogar) con el fin de combatir el ‘sinhogarismo’. Este es un programa que le brinda un lugar donde vivir a las personas sin hogar y fue seleccionado como tema por el organizador del evento”.

Una vez seleccionado el tema en cuestión, los equipos deberán preparar un caso de debate parlamentario. “El equipo está compuesto por tres oradores y para defender el caso desarrollamos tres argumentos y también tenemos que estar preparados para refutar” los argumentos del equipo contrario.

De acuerdo a la dinámica que plantea el certamen, dijo que “cada equipo tiene que buscar información sobre la temática elegida, tanto para estar a favor como para estar en contra. Recién el 12 de junio vamos a saber si cada equipo asume el rol de defensor del caso o bien se coloca en contra del mismo. Para eso cada equipo tiene que estar preparado para asumir las dos posturas”.

Superada esta primera instancia del certamen, quienes queden en pie deberán hacer frente a un nuevo debate cuyo tema será proporcionado en el momento previo a la continuidad de la competencia. “Allí tendremos solo 15 minutos para preparar la intervención” lo que sin dudas generará mucha ansiedad entre los participantes.

Tras reconocer que para formar parte de una experiencia con esta “la oratoria es fundamental”, explicó que “nadie nace sabiendo debatir, así como nadie nace sabiendo hablar” aunque al mismo tiempo señaló que “nunca tuve vergüenza para hablar en público, es algo que siempre me gustó desde chiquita”.

“Mi trayectoria en esto de la oratoria nació en sexto grado” recordó para luego agregar que “en ese momento participé en un foro de jóvenes ciudadanos que se llevó a cabo en mi colegio”.

Cuando ya cursaba el segundo año del secundario, llegó la posibilidad de participar del Modelo de Naciones Unidas y no dudó un instante. “Me encantó esa experiencia, es una de mis pasiones más lindas y al año siguiente volví a participar”.

En 2019, cursando cuarto año y con la edad suficiente para participar de este certamen de debate, tomó contacto con la Asociación Civil Puentes Enteros y la Asociación Debate Argentina para participar por primera vez del Festival de Debate que tuvo lugar en nuestra ciudad.

“La primera vez que debatí fue una experiencia maravillosa”, recordó y luego repitió esa experiencia en la instancia provincial de la Copa Ombú.

“En 2019, lloraba antes de debatir”

Pese a que se pueda pensar que Katerina es una joven muy segura de sí misma no siempre se sintió de esa manera. De hecho, hace 2 años su situación frente al público era muy diferente a la actual”.

“Por más que parezca increíble, en 2019, lloraba antes de debatir”, comentó para luego señalar que en el momento previo a encarar un debate “me ponía muy nerviosa”, una situación que continuaba en los primeros minutos en los que estaba frente al jurado. “Seguía llorando mientras el resto del equipo hablaba y cuando era mi turno para hablar, me secaba las lágrimas, daba mi discurso sin una lágrima y al terminar mi intervención me iba a sentar y lloraba de nuevo”.

Pese a recordar ese momento como una anécdota de sus inicios en el debate reconoció que “no fue algo lindo para mí y a la distancia de eso no puedo entender cómo soporté tanta presión”.

Sin embargo, dijo que “estaba convencida que este proyecto me iba a dejar un montón de enseñanzas hermosas y me iban a ayudar en el futuro como así fue”.

Su crecimiento en 2020

Al año siguiente reconoció que “empecé a agarrarle el gustito a todo esto y ya no lloraba más”.

Mientras todo eso ocurría, su crecimiento en el terreno del debate la posicionó entre las 10 mejores oradoras del país. “Cuando me avisaron no lo podía creer, al igual que cuando este año me avisaron que iba a representar a la Argentina en este certamen”.

Más allá de la alegría que le causa el resultado de su experiencia personal en el terreno del debate, convocó a “que todos los jóvenes de los diferentes colegios se unan a este proyecto porque no resulta para nada difícil. Todo es cuestión de proponerse un objetivo, dedicarse y ser responsable”.

En su caso particular, reconoció que ser parte de esta experiencia “me abrió muchas puertas entre las cuales rescato que este año empecé a trabajar en la radio de Devoto gracias a mi facilidad de utilizar técnicas de oratoria en un programa de radio sin ningún problema”.

FUENTE: LA VOZ DE SAN JUSTO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí